RSS

Cuando pensabas que no miraba



Cuando pensabas que no te miraba, vi cómo colgabas mi primer dibujo en la nevera e inmediatamente quise hacer otro.


Cuando pensabas que no te miraba, vi cómo alimentabas a un gato perdido y aprendí que es bueno portarse bien con los animales.

Cuando pensabas que no te miraba, vi cómo hacías mi pastel favorito y aprendí que las pequeñas cosas pueden ser las más especiales.

Cuando pensabas que no te miraba, vi cómo preparabas comida y se la llevabas a una amiga enferma y aprendí que tenemos que ayudarnos los unos a los otros.

Cuando pensabas que no te miraba, vi cómo ofrecías tu dinero y tu tiempo para ayudar a gente que no tenía nada y aprendí que los que tienen algo deben compartir con los que carecen de todo.

Cuando pensabas que no te miraba, vi cómo me dabas un beso de buenas noches y me sentí querido y seguro.

Cuando pensabas que no te miraba, vi cómo cuidabas de la casa y de los que vivimos en ella y aprendí que tenemos que cuidar de lo que se nos da.

Cuando pensabas que no te miraba, vi cómo asumías tus responsabilidades, incluso cuando no te encontrabas bien, y aprendí que cuando fuera mayor, sería responsable.

Cuando pensabas que no te miraba, vi lágrimas en tus ojos y aprendí que a veces las cosas duelen, pero que se puede llorar.

Cuando pensabas que no te miraba, vi cómo te preocupabas por mí y quise llegar a ser todo lo que pudiera ser.

Cuando pensabas que no te miraba, aprendí la mayoría de las lecciones que necesito para ser una persona buena y de provecho.

Cuando pensabas que no te miraba, lo hacía y quería decirte "gracias por todas las cosas que vi cuando pensabas que no te miraba".



Creo que no hay mejor forma de dar unos valores éticos y espirituales a nuetros hijos, que siendo un ejemplo y expresión activa de aquello en lo que creemos. No hay mejor forma de darnos a conocer y que nos conozcan haciendo de nuestra vida un ejemplo de aquello que Somos, de aquello que es nuestra razón de Vida.


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

3 comentarios:

Soy la que soy dijo...

He visto tantas actitudes de mi madre en tu escrito que me doy cuenta en cuántas cosas hicieron nuestros mayores cuando pensaban que no mirábamos.

Ahora, con los años, he descubiero otras cosas de ellos que ni siquiera mirando había percibido... como que mi madre iba a los barrios más pobres de mi ciudad a ayudar en lo que podía ... mientras mis hermanos y yo estábamos en el colegio.

Hoy me cuenta ciertas anécdotas... y me pregunto cuántas cosas tengo oportunidad de valorar en el ahora.

Nunca es tarde...

Lolita, llegué a través de la buena Janeth.

Saludos.

Janeth dijo...

Hola Lolita, que lindo post, cuanto bien nos hacia aprender de ellas, mientras pensaban que no las mirabamos, todo ese bello ejemplo de vida que permanece aun con nosotros, mi madre era una mujer muy piadosa y sencible ante el dolor humano, y animal,... y como queria a las plantas, tenia un sin fin de ellas, y flores, que mi casa parecia un jardin botanico, ¡ahhh! que epocas aquellas, donde mi inocencia y mi afan de aprender eran tan latentes.....

Besitos miles
Janeth

Rosario dijo...

Me encanta encontrar tan hermoso blog
Leyendote me recordabas a mi madre, y ahora que yo soy madre miro de igual forma a mis hijas pensando que ellas no lo saben
Llegue a tu blog a traves de un blog que adoro el de mi querida amiga Janeth, y me alegro de encontrarte
Un besito Rosario