RSS

Tú eras mujer de cicatrices


Tú eras mujer de cicatrices, lo supe desde el primer momento en que te vi. Tus ojos también me lo decían y lo aprobaban tus lágrimas. Eras mujer de cicatrices porque sonreías mientras por dentro llorabas, porque amabas a pesar del daño que te hacía seguir amando, porque permanecías en silencio a pesar de querer gritar.

Eras mujer de cicatrices porque te enfrentaste a tu vida, porque nadie te ayudo a luchar contra el miedo, porque nadie te tendió la mano. Porque todos prefirieron dejarte con tu dolor, con tus preocupaciones.

Eras mujer de cicatrices y eso te hacía fuerte, te hacía grande, de confería una cualidad diferente al resto, porque ser mujer de cicatrices es extraño y difícil, pero a la vez te permite alzarte de valor, de ese valor que tú siempre tuviste, de ese valor que aún conservas y que nunca perderás.

Porque la vida es una herida inmensa, una laguna Estigia de sangre congelada que poco a poco hay que evadir y cruzar a la otra orilla. Por eso, cuando te vi, mi intuición no falló y divisé tu efigie de ángel salvando su soledad y sus recuerdos.

Supe que jamás encontraría nadie como tú, que jamás se cruzaría en mi camino alguien que tuviera tus ojos y tu sonrisa. Porque tú siempre sonreías, y daba igual la circunstancia, pero la sonrisa era perpetua en tus labios.

Tus ojos siempre brillaban aunque quisieran llorar lágrimas de sangre. Siempre mostrabas el gesto amable de la paciencia, la rosa bella de la superación.

Por eso, cuando te miro sé que no me he equivocado en todo esto. Eres y serás mujer de cicatrices, porque tú sola has forjado tu camino entre sendas intrincadas, y sólo tú supiste curar la gran herida de la vida.

Tú sola conseguiste derrotar a todo el que se puso en tu camino. Tú conseguiste encerrar en tu puño todas las heridas que llevabas a tus espaldas. Supiste alcanzar la dicha por tus propios méritos. Porque el coraje te identifica y cada punzada, cada herida, poco a poco has sabido curar como algo inefable.

Por eso te admiro a tí, mujer, mujer de cicatrices.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

4 comentarios:

Soy la que soy dijo...

Ay Lolita ... si supieras de mi entenderías cómo me he identificado con este texto.

Mis cicatrices aún están abiertas pero camino de ser solo eso, una fina línea que terminará por dejar un recuerdo... que (reconozco) me ha servido a pesar de todo para crecer.

Me ha encantado cómo lo has expresado.

Un abrazo.

Janeth dijo...

Muy lindo escrito amiga, tambien pienso que lo has expresado muy bien, es necesario un cambio radical amiga, gracias por escribir algo tan sentido y tan actual...
Besitos

Rosario dijo...

Muy sentido tu post y muy bien, me siento identificada con el, mis cicatrices ya estan cerradas, pero me he emocionado leyendote
Un besito Rosario

pepi dijo...

gracias por este maravilloso texto, caudal que se desborda como verdad en llamas. El devenir de los días llena de sal las llagas, buscando encontraremos el balsamo que sana. Somos dentro cicatrices que hablan de esta cruzada, sólo haremos camino, pisada tras pisada. Bellisimo, de nuevo, gracias.